Ver en Español View in English Ver em Portuguès
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  
Noticias (Archivo)
Buena campaña en la cosecha de arándanos

 

Una muy buena cosecha permitió aumentar un 30% las exportaciones de arándanos. La caída de los precios externos a partir de noviembre reorientó parte de la oferta hacia la industria. Con precios similares a años anteriores, los mayores costos deterioraron el balance económico.
En las dos campañas anteriores a la actual, el clima fue muy negativo para la producción de arándanos. Heladas tardías, temperaturas extremas, granizos, lluvias y tormentas redujeron fuertemente el potencial exportador. Por este motivo, los productores se mostraron muy cautos al principio de la presente campaña para dar estimaciones de cosecha; cualquier imprevisto climático podía reducir drásticamente la cantidad y calidad a exportar. El resultado fue que se estimó una cosecha y exportación similar a la de los años previos.

Pero en la presente campaña, las diferentes regiones no sufrieron ninguna sorpresa negativa. La cosecha se desarrolló en forma tranquila y sin sobresaltos. Gracias a esto se cosechó un gran volumen de fruta. Además, la calidad fue excelente; superior a la de otros años.

Costos

El factor que continúa ensombreciendo al negocio son los constantes aumentos de costos. El mayor peso lo ocupa la mano de obra, que representa más del 60% de los costos y cuyo valor aumentó por encima del incremento general de precios. Ante un dólar relativamente estable, los mayores costos reducen la competitividad argentina frente a competidores como Uruguay y Chile, que actualmente cuentan con menores costos.

Los productores y exportadores están continuamente estudiando la mejor forma de bajar costos. En este aspecto resalta el aumento de los vuelos directos desde Tucumán y el incremento de los fletes marítimos sobre los aéreos. En esta campaña partieron 32 vuelos directos desde el aeropuerto de Tucumán a Miami, esto contrasta con los 25 vuelos directos del 2009 y los 15 del 2008. En caso del envío marítimo, en esta temporada el 20% salió en barco, mientras que en el 2009-10 fue solo el 13%. A Europa, más del 50% de los embarques fueron marítimos, mientras que a Estados Unidos, las exigencias fitosanitarias restringieron el uso del barco a solo el 10%.

Exportaciones

Gracias a la abundante producción, buena calidad y mercados externos receptivos, se incrementaron fuertemente las exportaciones. A fines de 2010 se habían exportado 15,5 millones de kilos, volumen que supera en un 30% al del mismo período del 2009. Este valor es todo un record para el sector, que logró triplicar los volúmenes exportados en menos de 5 años.

Al igual que en temporadas previas, la exportación se realizó fundamentalmente en octubre-noviembre. Pero este año la concentración de los embarques en solo 6 semanas fue aún mayor a la de años previos. Esto se debió a que la campaña no se pudo iniciar en forma muy temprana (faltaba madurez) y por otro lado finalizó anticipadamente (por madurez avanzada y precios externos poco atractivos). En octubre-noviembre se embarcó el 90% de lo exportado, incrementándose principalmente los envíos de fines de octubre- principio de noviembre.

Mercados

La distribución de los destinos fue similar a otros años. Estados Unidos recibió el 65%, Europa el 27% y destinos menores el 12%. El menor crecimiento se observó en los envíos a Europa, mientras que aumentaron fuertemente las exportaciones hacia destinos menores (Asia, Canadá, Rusia).

Como es habitual los primeros arándanos argentinos fueron muy bien recibidos, al ser la primicia del hemisferio sur. Los precios de la primera quincena de octubre fueron muy elevados (superiores al 2009, aunque inferiores al 2010). Pero sólo un muy pequeño porcentaje de la exportación pudo disfrutar de estos valores elevados. A medida que aumentaron los envíos argentinos, los precios cayeron. En esta campaña, la caída fue más marcada que en campañas previas. En Estados Unidos se llegó en los primeros días de noviembre a un valor muy bajo, inferior al de otros años. Esto desalentó a los exportadores, dado que el negocio se tornó poco rentable. Por lo tanto se redujeron los envíos y se buscaron destinos alternativos (ej. enviar su fruta a la industria, ver subnota). Durante noviembre, el mercado americano logró recuperarse parcialmente gracias a un aumento de las ventas a través de múltiples promociones en los supermercados y precios más accesibles. Los precios se equilibraron en los niveles de los años previos.

Resultado económico

Cabe aclarar que el gran volumen de la exportación argentina se comercializó a estos valores, los cuales fueron similares a los años anteriores, pero con costos internos mucho más elevados, a lo que se suma que un importante porcentaje de la fruta fue vendida a menor valor debido a problemas cualitativos o de mercado. En Europa el panorama tampoco fue alentador. Los precios se deterioraron durante toda la campaña y permanecieron en niveles similares e incluso inferiores a los de años previos.

Por lo tanto a pesar que la cosecha fue favorable y se logró incrementar fuertemente los volúmenes exportados, los resultados económicos no fueron los esperados. Los precios externos fueron similares a otros años, pero los mayores costos internos, deterioran el balance económico.
Fuente: Portal Frutícola
 
 
 
 
 
Este Sitio Web fue financiado por el Ministerio Federal de Cooperación Económica
y de Desarrollo (BMZ) de la República Federal de Alemania, a través de la
Fundación para el Desarrollo Económico y la Capacitación Profesional, Bonn (SEQUA)