Ver en Español View in English Ver em Portuguès
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  
Noticias (Archivo)
Buen pronóstico para la soja

 

(28.03.11)La demanda de alimentos irá en ascenso a nivel mundial y Argentina es un jugador central y lo será hasta 2020, según se desprende del informe del Usda (Departamento de Agricultura de Estados Unidos). El crecimiento económico en determinado grupo de países aumentó la demanda de aceites vegetales para consumo alimentario y de harinas proteicas para producción ganadera, contexto que también se proyecta para la próxima década. En ese sentido, el comercio mundial de poroto de soja se proyecta con un incremento del 30%, el de harina en un 21% y el de aceite en un 19%, reflejó el boletín de la Bolsa de Comercio de Rosario.
“Para abastecer la demanda, Argentina, Brasil y Estados Unidos continuarán aportando cerca del 89% de las exportaciones mundiales de poroto de soja, harina de soja y aceite de soja durante la próxima década”, estimaron desde la cartera norteamericana.
Respecto a la Argentina, los técnicos afirmaron: “Se menciona que la incertidumbre de las políticas sobre granos motivan a los productores a volcarse a la producción de soja y algunas tierras de pasturas también se conviertan a cultivos, especialmente soja. Esta situación potencia al país a incrementar la producción de la oleaginosa y mantener su participación en el mercado mundial exportador de soja y subproductos arriba del 30%”.
En tanto, proyectaron que la participación de las exportaciones brasileñas permanecerá entre un rango del 25% al 31%, mientras que Estados Unidos mostrará una baja al pasar del 29% al 26% en 2020.
Por el lado de la demanda, China es el principal importador de soja con más del 50% del comercio mundial. El país enfrentará decisiones políticas entre producir o importar maíz y soja, aunque las proyecciones asumen que se orientará a convertirse en autosuficiente en la producción de maíz e incrementará las importaciones de soja. Así, China representará más del 90% de la proyección de incremento de 30 millones de toneladas en las importaciones globales de soja en los próximos 10 años.
En cuanto a la harina de soja, se calcula un crecimiento del comercio del orden del 21% a 2020 por el continuo aumento en la demanda de productos ganaderos y los relativamente bajos precios mundiales de las harinas proteicas que impulsan la demanda de la harina de soja en países de bajos recursos económicos en la población.
“Argentina continuará siendo el principal exportador mundial de harina de soja aumentando su participación de menos del 50% en los últimos años a cerca del 57% en el futuro”, afirmaron. El principal demandante continuará siendo la Unión Europea.
Por su parte, el comercio del aceite de soja está limitando por la competencia con el aceite de palma, principal aceite vegetable negociado en el mundo. No obstante, Argentina junto con Brasil son los principales exportadores mundiales de aceite de soja con proyecciones de alcanzar en los próximos cinco años el 75% del comercio mundial.

Trigo y maíz
Para el trigo proyectan expansión en el comercio con crecimiento en las importaciones de países en desarrollo, donde el aumento de la renta y la población impulsan la demanda. El mayor salto se dará en Africa Subsahariana, Egipto, Indonesia, Argelia, Arabia Saudita y otros países de África y de la región del Medio Oriente. “En materia de exportaciones, los principales cinco abastecedores mundiales de trigo (Estados Unidos, Australia, la Unión Europea, Argentina y Canadá) proyectan una participación de casi el 60% en el comercio para el 2020, comparado con el 70% durante la pasada década. La disminución en la participación responde al incremento en las exportaciones de los países de la región del Mar Negro”, se desprende del informe.
En el caso del maíz, “Argentina, con un pequeño mercado doméstico, permanecerá como el segundo exportador mundial de maíz. Debido a los continuos controles cuantitativos en las exportaciones, el área de maíz se proyecta estancada”, sostuvieron.
 
 
 
 
 
Este Sitio Web fue financiado por el Ministerio Federal de Cooperación Económica
y de Desarrollo (BMZ) de la República Federal de Alemania, a través de la
Fundación para el Desarrollo Económico y la Capacitación Profesional, Bonn (SEQUA)