Ver en Español View in English Ver em Portuguès
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  
Noticias (Archivo)
Crece el consumo de carne aviar

 

(28.03.11)La suba de los precios de la carne vacuna forzó a los argentinos a consumirla menos, permitiendo que el pollo, por el contrario, tomara ventaja de esta situación no sólo elevando sus ventas, sino también su producción.
Hace 20 años, cada argentino comía, en promedio, 80 kilos anuales de carne bovina y tan sólo 15 de pollo. Este abismo de 65 kilos se vio disminuido a 22 en 2010.
Actualmente, el consumo anual de carne bovina por habitante es de 56,6 kilos, mientras que el de pollo es de 36,7 kilos, asegura un trabajo publicado este miércoles por el diario La Nación.
"En 2002 el consumo de carne aviar era de 22 kilos, esto significa que en nueve años crecimos casi 15 kilos. Hoy, casi el 37% de la proteína animal que se consume en el país es de pollo", dijo Roberto Domenech, presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), que estimó que, para 2017, la demanda de pollo per cápita será de 44 kilos.
El año pasado, el consumo de pollo creció casi 3 kilos por habitante, "producto de la transferencia de tipo de carne de los consumidores que pasaron de la bovina a la de ave, sin duda, por el factor precio", según afirmó Domenech, que también recordó que una cifra similar, de 3,5 kilos, se había registrado en 2005 frente a otro aumento importante de los precios de la carne.
Un informe de la Cámara de la Industria y el Comercio de la Carne y sus Derivados de la República Argentina (Ciccra) indicó que en 2010 "la contracción del consumo per cápita de carne vacuna fue de 14% anual, ubicándose a un nivel de 58,8 kilos por habitante, luego de haber promediado los 68,4 kilos en los dos ejercicios anteriores".
En tanto, Domenech argumentó: "Además de los grandes sobresaltos por los conflictos de la carne vacuna, el constante aumento del consumo de pollo se dio porque se posicionó como la carne más barata y porque goza del buen gusto del público".

Cambios en la producción
Así como aumentó la demanda de pollo, consecuentemente lo hizo la producción. "Crecimos mucho más en lo que producíamos. En 2002 la producción era de 740.000 toneladas, y ocho años después, en 2010, era de 1.700.000 toneladas", indicó el empresario.
El consumo se vio reflejado no sólo en un crecimiento de la producción, sino también en las exportaciones, porque mientras en 2002 se exportaban 50.000 toneladas, en 2010 esta cantidad pasó a ser de 300.000 toneladas.
Asimismo, Domenech explicó las diferencias entre el pollo y la carne vacuna desde el lado del productor: "Para hacer 1 kilo de pollo se necesitan 2 kilos de alimento balanceado, mientras que para hacer 1 kilo de novillo se necesitan 7,5 de alimento. Además, en 45 o 46 días se puede tener el pollo que demanda el mercado, mientras que la carne madura para vender no demora menos de un año".
Estos factores se suman a la lista de motivos que hacen que la faena registrada en el mercado siga siendo baja y que las expectativas sean muy poco alentadoras para hablar de una rápida recuperación de la producción bovina.
La Ciccra consideró, en ese sentido, que a partir del año próximo se podría iniciar un proceso de recuperación gradual, para alcanzar una normalización dos años más tarde. "Recién a partir de 2014 podremos contar nuevamente con un paulatino aumento de la actividad frigorífica y de las capacidades de consumo doméstico y de exportación", señaló un informe de la cámara.
Mientras tanto, es inevitable que semejante golpe derive en un continuo aumento de precio de la carne roja, que agrande la diferencia con el valor del pollo. "Se ha condenado a todos los consumidores a pagar la carne casi el doble que el año anterior y retrotraer el consumo per cápita a los niveles de 2001/02, época de saqueos a los supermercados", indicó la Ciccra.
En tanto, Miguel Schiaritti, titular de la cámara, ya estimó otro incremento en el valor de la carne bovina de entre 5 y 10% para fin de mes o principio de abril frente a la caída de más del 27% de la producción. El presidente repitió que la perspectiva del ganado vacuno para este año es peor que la de 2010.
"El año pasado se faenaron 11.800.000 cabezas y estimamos que este año serán 11.000.000. Por eso, en este contexto de elevadísima liquidez, esta realidad sectorial hará que los valores de los precios de los cortes vacunos continúen en niveles elevados", dijo Schiaritti
(Fuente: Noticias AgroPecuarias)

 
 
 
 
 
Este Sitio Web fue financiado por el Ministerio Federal de Cooperación Económica
y de Desarrollo (BMZ) de la República Federal de Alemania, a través de la
Fundación para el Desarrollo Económico y la Capacitación Profesional, Bonn (SEQUA)